jueves, 26 de octubre de 2017

Cine y educación ambiental: 4 propuestas para los más peques

Actualmente podemos encontrar multitud de películas infantiles que tratan sobre medio ambiente. Pero más allá de documentales y recursos creados específicamente con un objetivo didáctico, son muchas las películas comerciales que pueden convertirse en un recurso estupendo para hablar de educación ambiental con los niños, a la vez que los entretiene.

Aunque a veces la trama no gire específicamente alrededor de un problema ambiental, pueden generar un debate, descubrir una problemática o simplemente concienciar. Para ello, es muy positivo invitar a los niños a pensar sobre el film después del visionado y que saque sus propias conclusiones.

A continuación, te presentamos 4 propuestas de películas comerciales que tratan de ecologismo y  educación ambiental, aunque quizás no lo parezca a primera vista:


Esta película de Dreamworks relata las aventuras de una abeja recién graduada en la universidad llamada Barry que descubre que los humanos roban, venden y comen la miel que fabrican las colmenas. Indignado, Barry decide llevar a los humanos a juicio. ¿Pero, qué ocurre cuando las abejas ya no salen a trabajar y no polinizan las flores?

Esta película es ideal para hablar de la importancia de las abejas para el medio ambiente y para la vida en general. Con mucho humor, nos acerca a una problemática muy grave y completamente de actualidad: la drástica disminución de la población de abejas y sus terribles efectos.




Esta película de Pixar y Disney es una pequeña joya de la animación, que gira entorno a los conceptos de sostenibilidad y los peligros del consumismo voraz. La historia empieza en un futuro no muy lejano, con el planeta Tierra totalmente deshabitado debido a que el exceso de contaminación y basura lo han vuelto no apto para la vida. Los últimos humanos viven ahora en una nave espacial,  gravitando alrededor de la Tierra, esperando el día en que ésta vuelva a ser habitable. En este escenario, nos encontramos con el simpático Wall-e, un viejo robot de limpieza, que encuentra por accidente un auténtico tesoro: la última planta del planeta. Junto con Eva, un moderno robot  explorador, Wall-e viajará al espacio para cumplir una importante misión, clave para el futuro de la especie humana. Una trama divertida, emocionante y muy tierna, en que la Humanidad ha llevado al planeta hasta su límite, pero donde no todo está perdido si existe un cambio de mentalidad.




La última película de Disney nos presenta una princesa diferente de las que nos tiene acostumbrados la factoría de Mickey Mouse. No solamente rompe con muchos estereotipos de roles de género, sino que su trama entera es una alegoría acerca de la necesidad de cuidar del medio ambiente.

Cuando el peligro amenaza con destruir a su pueblo, la princesa Vaiana decide emprender sola un  viaje para encontrar al semidiós Maui, y restaurar el corazón de Te Fiti, la diosa de la Naturaleza, creadora de vida. Al final de la película (cuidado spoiler) descubriremos que Te Fiti se ha convertido en un horrible monstruo de destrucción que arrasa con todo lo que encuentra, por culpa de la inconsciencia de Maui. Un mensaje muy poderoso que, otra vez, nos muestra que no todo está perdido si se vuelve a respetar y amar a la naturaleza.



Spirit, el corcel indomable

Esta propuesta narra las aventuras de un caballo salvaje en el contexto de la conquista del Oeste. Este joven corcel mustang, líder de su manada, es atrapado por los colonos, que intentarán domarle. Spirit luchará con todas sus fuerzas contra la opresión para recuperar su libertad, y volver junto a su manada.

Quizás no sea de las más trepidantes, pero esta película tiene una gran belleza, tanto por la animación como por los fondos y la música. Una gran obra entorno a la crueldad que representa encerrar a animales salvajes, que nunca serán felices en cautiverio. También destaca la diferencia entre el acercamiento de los colonos, que intentan domar a Spirit con fuerza y violencia, y el acercamiento de los nativos americanos, que a base de respeto y comprensión, crean una relación con el animal. Dos formas de aproximarse a la naturaleza, con resultados muy diferentes.




Este artículo ha sido redactado por:
Myriam Zanatta, periodista, madre y ecologista, autora de La familia Menta, blog sobre crianza sostenible, educación ambiental y ecologismo en familia .

No hay comentarios:

Publicar un comentario